Una cálida bienvenida al Este del Tirol, hogar de la trucha fario tirolesa, el dorado tímalo del Drau y el poderoso hucho.

En la época medieval los monjes del monasterio Brixen introdujeron truchas comunes en lagos de montaña del Este del Tirol a 2500 metros de altitud  para abastecerse de alimento. Una colonia de éstas truchas ha permanecido inalterada hasta nuestros días en el lago en Anras, en la cabecera del Pequeño Drau.

Una cálida bienvenida al Este del Tirol, hogar de la trucha fario tirolesa, el dorado tímalo del Drau y el poderoso hucho.

Descripción de las principales ventajas.

Variedad: 6 tramos de pesca, cada uno con sus propias características; desde románticas corrientes de montaña hasta río anchos, desde riachuelos a lagos de montaña por encima de 2500 metros de altitud.

Descripción de las principales ventajas.